¡ ¡ ¡ É t e r V e r t i d o E n E l P o l e n ! ! !

¡ ¡ ¡ É  t  e  r    V  e  r  t  i  d  o     E  n    E  l   P  o  l  e  n  !  !  !
H e P r e p a r a d o U n a P ó c i m a E s p e c i a l !

lunes, 22 de julio de 2013

E l U s u f r u c t o D e l L u n á t i c o .




Para tiparracos como un servidor, no queda sino el desespero de pintarla, y posesionarme de ella como la de hoy, que reune los siguientes izotes :

Luna Llena abierta al transitar de Anacronópetes pilotados por Hipocampelephantocamelos.

Hasta la próxima, que estoy trabajando con luciérnagas albinas para proporcionarle una textura de abuela de leyenda.

domingo, 21 de julio de 2013

¡ D e s d e E l P r i n c i p a d o a S a i g ó n !

A n d o r r a  .



Delicioso verano de momento. Queridos Martinicos :

Ayer regresé de casi todo lo que va de julio en la bucólica Andorra ( tal y como ya he hecho en tiempos pasados a intervalos entre años ) de hacer el tamarro por bosques, canchaleras y jugarme la vida en ocasiones en la muga francesa "comme il faut" Pienso ya en las próximas incursiones futuras pues alguandre tengo bastante y diez años disponibles no me bastarán para todos los proyectos que tengo en aquella noble y virtuosa naturaleza. 

Es el caso, que de regreso al Reino de España, iba pensando que estaría bien sin apenas soltar el equipaje, continuar a otro enclave donde La Madre Naturaleza continúe apabullándome y no recalar siquiera en mi amado hogar. 


Y de repente, voy a abrir la puerta de casa, y no se abre. Tengo que embestir con el hombro y casi derribarla. El panorama desolador: En la planta superior, donde no reside nadie -es un lugar misterioso de esos que no producen más que ruidos de canicas por ensalmo-  hubo una fuga de agua y me encontré en Vietnam . . . .

. . . ¡ ¡ ¡ Agua como para una boda ! ! !  Lo que pasa es que por el tiempo trascurrido de mi ausencia, estaba mezclada con barro de los intersticios arquitectónicos, y no salía en el momento de mi llegada porque ya se habían encargado los marcos de las puertas de absorberla todita - TODA [ Motivo por el cual para entrar casi tengo que llamar a Los Geos] 

Lo dicho. Sólo faltaban arrozales y algún que otro "Charlie" contra el que arremeter por mi frustración. (¡aunque ya he cargado contra el cabeza de turco!)

Ahora me toca-en tanto el seguro de hogar toma cartas en el asunto- vivir una temporada con las puertas de la casa que no cierran por la absorción del elemento acuoso y oírlas como se quejan por las fisuras que han padecido. Lo peor ya ha pasado, pero aquí aún huele a selva y Ho-Chi-Min.

Las cosas misteriosas de la vida interceptan mi ya per se amenísima vida, pues resulta que en Soldeu, ante las tempestades de verano del Pirineo Andorrano, el coche curiosamente se me inundó con un palmo de agua en el habitáculo donde conduzco. En realidad, me estaba advirtiendo que no era él en su materialidad inanimada, el más perjudicado, sino que se hacía eco por una telequinesia entre los de su misma especie (los cosificados) que mi hogar necesitaba mi presencia humana.

Creo que tendré que volver a exorcizar mi casa. 


Y por último, lo de siempre: ¡Cuídado con lo que deseas, ya que a veces se realiza de manera estrambótica! . . .


. . . ¡Dios Mío, no me siento las piernas !


¡¡¡¡¡¡¡ ESTO ES UN INFIERNO!!!!!!!