¡ ¡ ¡ É t e r V e r t i d o E n E l P o l e n ! ! !

¡ ¡ ¡ É  t  e  r    V  e  r  t  i  d  o     E  n    E  l   P  o  l  e  n  !  !  !
H e P r e p a r a d o U n a P ó c i m a E s p e c i a l !

miércoles, 30 de abril de 2014

L o s C u e n t o s D e l C o r o n e l[ D o n L u i s L ó p e z A n g l a d a ]



A vueltas con mi tema de ayer, El Día del Libro, traigo a colación mi feliz adquisición de un delicioso librito del Coronel Y Poeta Ceutí Don Luis López Anglada en un asilo para bibliófagos, polvoriento, de esos que me gustan a mi, con muchas escaleras de mano para poder curiosear por los altillos a base de bien.

Este oficial falleció hace ya mucho tiempo y primero conocí su obra poética, que es magnífica y clara ( Es para sentirse orgulloso El Ejército Español de haber contado con alguien como Él, casi un nuevo Garcilaso) Más tarde, disfruté su narrativa por ahí, en mis múltiples destinos. De forma concreta me impactó mucho esta obrita que se inspira en  sus tres años de Alférez Provisional de Infantería durante la guerra, anécdotas sorprendentes, naturalmente, narradas con su estilo personal, muy ameno e innovador para un militar, pues recoge hasta textos de cariz sobrenatural, que por supuesto, es mi asunto predilecto.(por destacar alguna de las cerca de quince historietas, reseño "El alférez arrebatado por un carro de fuego" ¡¡Anonada!!)


Estas narraciones del autor, se fueron publicando en la mítica revista "Empuje" y son muy difíciles de encontrar como es lógico. De ahí el motivo del librito, que a su vez, busqué durante mucho tiempo infructuosamente ( ya digo que cuando lo leí, pertenecía a una colección privada)

Las pesquisas dieron su fruto, y este es el motivo de la entrada: Dar testimonio de algo apenas conocido del gran poeta y oficial superior.

Como suelo hacer con una reseña bibliográfica, cuando recomiendo una lectura, esta vez no podrá ser matizarla bien o mal, pues he sido afortunado por mis vagabundeos y puede incluso que no queden más ejemplares de esta extraña composición ¡Nadie más que un servidor tiene El Honor de leer estas líneas!
(¡Ea, Tinguiritas, ya me habéis pillado: He realizado una crítica de chincha rabia para dar envidia sana!) Bueno, bromitas aparte, la intención era elogiar este rara avis editorial -con dibujos a vuela pluma de José María Alonso Jalón- del Apostolado Castrense de Madrid para mayor honra de hechos humanos en la cruel contienda y de Don Luis López Anglada que En Gloria Esté.

Amén Jesús.

Post Scriptum:  Veredicto, como es lógico, para quien tenga la bonanza inmensa de leerlo :

Es directo y muy, muy humano. En líneas generales se basa en experiencias de servicio durante el desempeño de la función militar. Produce la sensación de cuando mis abuelitos me narraban historias similares.





Post Scriptum  I I  :   ¡¡¡¡¡¡¡ Ah !!!!!!!   Y  VIVA ESPAÑA.

martes, 29 de abril de 2014

H i s t o r i a D e U n a E s c a l e r a .



Doctor, explíquele al chiquillo de qué trata.

- Miguelín, con nueve años ya sabes que el ombliguito es por donde estabas unido a tu mamá a través de un cordón fantástico. Puede compararse a una escalera de caracol, por la que transitaba la vida de Ella hacia ti. Esa es la historia que todos tenemos en común. Al nacer, se corta con cuidadito y del divertido misterio, queda una porción de aquellos escalones enroscados dentro de ti. Pues bien, se ve que has hecho un esfuerzo y se ha abierto la entrada, por eso lo tienes hinchado y hacia fuera. Con las indicaciones que voy a dar a tus padres, volverá el solito a desinflamarse.

- ¿Y a dónde lleva esa escalera?

- A donde llevan tu corazoncito y tu alma: a los mundos secretos de tus entrañas donde tú eres el héroe.

-¡Qué perita, es como mis tebeos de aventuras!



Tres días después, los papás de Miguelín rogaron al pediatra que les acompañara al cuartelillo para denunciar juntos la desaparición de su hijito.


Dejó una nota.


"Papá, mamá, decidle al médico que son ciento diecisiete peldaños ¡Pero da lo mismo! ¡Hay mucho que investigar en este castillo hechizado donde estoy!




Microrrelato para honrar El Día del Libro, durante la semana pasada.




¡Escalera de "La Torre de Los Siete Jorobados" de Edgar Neville!