¡ ¡ ¡ É t e r V e r t i d o E n E l P o l e n ! ! !

¡ ¡ ¡ É  t  e  r    V  e  r  t  i  d  o     E  n    E  l   P  o  l  e  n  !  !  !
H e P r e p a r a d o U n a P ó c i m a E s p e c i a l !

sábado, 31 de mayo de 2014

P o e t a Y F a r e r o . [ I n P e c t o r e ]



Como Torrero y Felibre, este es El Diablo en quien creo:

Uno Lovecraftiano, muy curioso pues pocos existen en el imaginario que sean tan acuáticos, pero a la vez representando el resto de sus atributos según manda La Tradición. Además, es de los que cuando Las Brujas se lavan el choto en el río, puede seguir siendo igual de aberrante que en los akelarres en seco. ¡Aún diré más, hasta las puede copular volando!

Este primigenio Pateta es en verdad excepcional y ya va siendo hora de prevenir a la Humanidad contra Él, porque, de otro lado, Torricelli nos advertía:

           "Vivimos en el fondo
             de un inmenso Océano de Aire" 

¿Y qué es en resumidas cuentas El Cosmos, sino Un Piélago de Nadas, Ausencias y Pensamientos Alborotados?


Se encuentra desde ni se sabe cuándo, en La Biblioteca Nacional de Francia; miniatura antológica de una antiquísima Biblia Moralizante de Nápoles del siglo XIV :
"Jesús Vence al Demonio" . . . . . . . 


¡¡¡Esa Sí que es La Verdad Por Antonomasia!!!

jueves, 29 de mayo de 2014

C a s i t a P s í q u i c a .




Anteayer me fugue a investigar un lugar inhóspito y gravemente dañado desde hace años por negligencia de un animal de esos, en verdad ponzoñosos (creo que le dicen "Ser Humano" ) y patrullé en solitario por los montes empavesados. El poder de la belleza interior de La Naturaleza es solemne, pues con todo, ese apocalipsis  padecido por el territorio, trasmuta una paz austera, sobria y doliente; estuve un buen rato explorando por donde en años no ha transitado nadie -¡qué maravilla estar apartado del redil humano!- hasta que descubrí una casa de pastores antiquísima que aún se tenía en pie, presidiendo lo rancio de aquellas Sierras. Los accesos estaban sellados para siempre por Madre Natura, así que me aproximé evolucionando como lo que soy: Un Guerrillero. Esta foto de arriba es lo primero que me conjuró.

Procedí a preparar algunas instantáneas y conforme las realizaba, la verdadera cara de la construcción rural, se mostraba sin disimulos. Una edificación que hacía mis delicias por lo siniestro . . .




El cielo plúmbeo le otorgaba justo marco para su personalidad. Aunque sabía que cuando llegara a su umbral, dentro estaría vacío, La Realidad es Otra.


Magnífico su abandono, deliciosa su independencia. Se me puso la piel de gallina ante el cubículo para un tipo cimarrón como yo.




Dentro, en sus restos derruidos, se hacinaban silencios, tensiones y fuerzas telúricas, amén de miedos primigenios. Pude escuchar latir la casita, pude casi advertir una pulsión que me criptografiaba algo. Mi catarsis fue absoluta y para recordar.



Al alejarme para iniciar el regreso, sentí su magnetismo de piedra y terrón del yermo. El enclave, elevado entre montes, tenía ínfulas de faro de tierra adentro. Naturalmente, unido a todo, me emborrachaba la noción de PUREZA.

¡Claro que me costaba irme!


¡ ¡ ¡    C a s i t a     P s í q u i c a   ! ! !
Pero me queda el consuelo, de que parte de mí, habita allí; es un reconditorio evasivo que me acepta y donde mi mente, en la distancia, se purifica. 


Y sé que volveré físicamente . .. . .