¡ ¡ ¡ É t e r V e r t i d o E n E l P o l e n ! ! !

¡ ¡ ¡ É  t  e  r    V  e  r  t  i  d  o     E  n    E  l   P  o  l  e  n  !  !  !
H e P r e p a r a d o U n a P ó c i m a E s p e c i a l !

miércoles, 29 de abril de 2015

F r e i l e x Y E s t r a t e g a .







Confieso hastiado un par de extremos:






Que en persuasiva comandita, mi galeno Mosén Piqueras, el capellán castrense Marçal de Borja, la gobernanta Doña Violante y mi oficial de escuadra Iñigo de Grazalema, me advirtieron que de seguir leyendo ponzoñosamente mi libro predilecto y emular las tribulaciones y correrías de su personaje fugándome  cientos de leguas al septentrión, me retirarían la dicha de su literatura.



Que si llegaba la hora en que el poco seso que poseo, se malogra, además me enclaustrarían en el cenobio de Los Hermanos de La Merced.

He claudicado ante la asamblea de los míos con tal propósito de la enmienda y convicción, que hasta yo mismo comprendo que no preciso el libro.

Porque lo tengo grabado en mi magín.


Y ahora que les he sosegado, me voy para siempre, pues en Santa María La Mayor, me aguarda mi compañero de armas, el de verdad, quien ha huido del libro  por arte de birlibirloque.



Con motivo de la adquisición de mi coche nuevo  [  ¡¡¡¡¡¡¡ Toyota Verso !!!!!!!  ] he considerado la creación de otro pseudónimo literario  :   Un Samuray En El Toyota


Ataviado de esta manera, he presentado a Artgerust (Madrid) el microrrelato sobre caballerías para el homenaje al 400 Aniversario de "El Quijote" que he reseñado en la presente entrada de mi bitácora.

¡A la carga!







¡Todo un coche para Un Ser como Yo!